¿Tener un DUI podría afectar mi residencia permanente?

Por Taher Kameli y Anabella Filippi

 

La respuesta a esta pregunta dependerá de la gravedad del delito y si la persona es recurrente.

Conducir bajo influencia no solo significa conducir bajo los efectos del alcohol. Usted puede ser arrestado por DUI si consumió alguna sustancia estupefaciente. Para personas mayores de 21 años, el límite legal de contenido de alcohol en la sangre mientras se conduce es de 0,08. En menores de 21 años NO pueden tener alcohol en sangre bajo ninguna circunstancia.

En el estado de Illinois, las sanciones por una primera vez por DUI son:

  • Suspensión de la licencia por seis meses, si no pasó la prueba de alcohol
  • Suspensión de la licencia por un año, si se rehusó o no completó la prueba

Ahora bien, con respecto a trámites migratorios, el efecto de un DUI dependerá de las circunstancias del agravio. En la mayoría de los estados, conducir bajo influencia (DUI) se califica como un delito menor.

Si usted ya es portador de una residencia permanente y tiene un DUI, es posible que esto le genere inconvenientes. Un DUI puede generar que su residencia sea replanteada y usted enfrentar una posible deportación, sobre todo en casos donde se tienen dos o más condenas durante los últimos 10 años.

Tener una penalidad por conducir alcoholizado no debería causar la pérdida de su residencia, siempre y cuando no existan factores agravantes como un herido, una licencia vencida o un acompañante menor de edad en el vehículo, por dar algunos ejemplos.

 

Este blog está disponible sólo con fines educativos y para proporcionar una idea general de cómo un DIU podría afectar su residencia permanente de los EE. UU. La información publicada en este sitio no debe interpretarse como asesoramiento legal. Además, el uso de este sitio no crea una relación de abogado-cliente.

 

En el Bufete de Abogados de Kameli y Asociados podemos asesorarle. Comuníquese con nosotros al (312) 233-1000 o enviándonos un correo a info@kameli.com para más información.