EL COLEGIO DE ABOGADOS DE ESTADOS UNIDOS PROPONE UNA IMPORTANTE REFORMA DEL SISTEMA DE INMIGRACIÓN DE EE.UU.

¿Le sorprendería si alguien dijera que hay problemas con la inmigración en los Estados Unidos?  Probablemente no, pero cuando el sistema de inmigración de los EE.UU. es criticado con palabras fuertes por una de nuestras principales asociaciones de abogados, probablemente debería prestar atención.  De este modo, un informe de marzo de 2019 del Colegio de Abogados de los Estados Unidos (ABA) que propone una importante revisión del sistema de inmigración de los Estados Unidos merece nuestra atención.

El informe de la ABA, titulado “REFORMANDO EL SISTEMA DE INMIGRACIÓN Propuestas para Promover la Independencia, Equidad, Eficiencia y Profesionalismo en la Adjudicación de Casos de Expulsión”, es una actualización de un informe similar emitido por la ABA en el año 2010.  Desafortunadamente, la mayoría de las reformas propuestas en el informe del año 2010, como dice el informe de 2019, “nunca llegaron a buen término… Prácticamente no ha habido nuevas leyes de inmigración que aborden temas cubiertos por el Informe 2010, y pocas de las recomendaciones de 2010 fueron adoptadas por las administraciones de Obama o de Trump.  Al mismo tiempo, ciertas políticas que estaban en vigor al momento del Informe 2010 y que promovían la justicia, la eficiencia y el debido proceso del sistema de inmigración han sido socavadas. En su mayor parte, este Informe de Actualización reafirma y actualiza las recomendaciones de 2010, pero en algunos casos fue necesario rechazar recomendaciones anteriores a favor de reformas más drásticas”.

El informe de la ABA hace recomendaciones en 6 áreas generales – el Departamento de Seguridad Nacional (“DHS”), jueces de inmigración y tribunales de inmigración, la Junta de Apelaciones de Inmigración, revisión judicial, representación y reestructuración del sistema.  El informe de la ABA utiliza palabras especialmente incisivas con respecto a los tribunales de inmigración: “Los tribunales de inmigración se enfrentan a una crisis existencial. El sistema actual es irremediablemente disfuncional y está al borde del colapso”.

Entre las recomendaciones específicas del informe de la ABA se encuentran las siguientes:

  • La creación de las cortes de inmigración del “Artículo I”. Similar a las cortes de impuestos o bancarrota, estas cortes “específicas de inmigración” serían independientes del Departamento de Justicia;
  • La rescisión de las cuotas de producción de casos recientes y las métricas basadas en el tiempo utilizadas para evaluar el desempeño de un juez de inmigración;
  • La minimización de la interferencia política en las cortes de inmigración;
  • El uso de la tecnología de videoteleconferencia en los procedimientos de inmigración sólo para audiencias de procedimiento (a diferencia de las audiencias sustantivas);
  • La adopción de nuevas prioridades y tácticas de aplicación por parte del DHS;
  • El requisito de que un panel de 3 miembros sea revisado por la Junta de Apelaciones de Inmigración en todos los casos de méritos no frívolos que carezcan de precedentes obvios de control;
  • La aplicación por parte de los tribunales de una presunción a favor de la revisión judicial (y el rechazo de los intentos de aislar las acciones calificándolas de discrecionales); y
  • La ampliación del derecho a la asistencia letrada a expensas del gobierno federal para los no ciudadanos indigentes en los procedimientos de expulsión.

Según el informe de la ABA, “Este es un momento crítico en la administración de justicia dentro de nuestro sistema de inmigración.  Los sistemas que ya estaban tensos por la falta de reforma legislativa y la incoherencia de las políticas se encuentran ahora en el punto de ruptura.  En el entorno actual, se han planteado políticas que buscan limitar el acceso al asilo, a la asistencia letrada y a los propios tribunales. Hay poca consideración por el costo humano de la detención y la deportación.  Si bien la promulgación de políticas que se adhieran más estrechamente a una interpretación justa y humana de las leyes de inmigración podría hacer mucho para revertir estos problemas, no hay duda de que la legislación es necesaria para devolver el equilibrio y el debido proceso al sistema”.

El problema es que así como esencialmente no se promulgó ninguna legislación en respuesta al informe de la ABA de 2010, dado el actual clima político, es altamente cuestionable si el Congreso puede reunirse para aprobar alguna legislación en respuesta a este informe de la ABA.  Hasta que el clima político mejore, con su amplia experiencia en la protección de los derechos de inmigración, las Oficinas Legales de Kameli y Asociados pueden ser su defensor para navegar las turbias aguas de la ley de inmigración. Por favor, póngase en contacto con el bufete de abogados de Kameli y Asociados, en taher@kameli.com o en el 312-233-1000, para obtener ayuda.